¿Cómo atender un requerimiento que me pide revelar mis cuentas bancarias?

¿Cómo atender un requerimiento que me pide revelar mis cuentas bancarias?

Actualmente la Administración Tributaria está verificando el cumplimiento formal de la revelación de las cuentas bancarias en los libros de contabilidad de los contribuyentes sean estos personas jurídicas o personas individuales, dadas estas circunstancias es importante que el contribuyente junto a sus asesores debe de observar las facultades de la Administración Tributaria para que en función de estas proporcione la información adecuada y de forma oportuna.

El artículo 368 bis del Código de comercio establece la forma en que se debe presentar esta documentación y aquí es importante aclarar que los requerimientos de información financiera que se están notificando tienen como objetivo verificar la forma y el cumplimiento de la revelación de la información bancaria. No tiene que ver con lo establecido en el artículo 30 “c” del código tributario ya que este se refiere a la información que deben proporcionar las entidades financieras cuando existe duda razonable de las transacciones que realice determinada persona. Como he mencionado su alcance es verificar el cumplimiento formal de la revelación de los saldos y de las cuentas bancarias que están relacionadas a las operaciones comerciales del contribuyente.

Antes de esta reforma era común que en la contabilidad específicamente en el libro de inventario no se detallaban las cuentas bancarias ni el saldo de caja. Si el contribuyente al ser requerido presenta su libro de inventario sin detallar el saldo de las cuentas bancarias y no acompaña dicha información con el libro de bancos y las conciliaciones bancarias puede ser sancionado por resistencia a la acción fiscalizadora la cual será sancionada con el 1% de los ingresos brutos que obtuvo el contribuyente en el periodo que se fiscaliza.

El artículo 368 bis del Código de Comercio indica: «Registro de cuentas bancarias e inversiones en la contabilidad. Los comerciantes obligados a llevar contabilidad deberán registrar en su contabilidad todas las cuentas bancarias que utilicen para realizar sus transacciones mercantiles e inversiones que se originen del capital o de los recursos financieros de la entidad, independientemente si se apertura o realizan dentro o fuera de Guatemala. Dichas cuentas bancarias deberán aparecer detalladas en el libro de inventarios, especificando en el mismo, el número de cuenta la institución bancaria en la que se encuentra, el tipo de cuenta, y el monto al cierre del ejercicio contable.

En todos los casos anteriores, las partidas del libro diario deberán estar soportadas por los documentos que originan la transacción. El incumplimiento de estas disposiciones, se sancionará de conformidad con lo establecido en el Código Tributario”

El artículo 93 del Código Tributario en el numeral 5. Indica: que omitir el registro en los libros de contabilidad, de las cuentas bancarias e inversiones, que posea en los distintos bancos o grupos financieros de la República de Guatemala o en el extranjero de conformidad con lo establecido en el Código de Comercio y que las partidas del libro diario no estén soportadas es sancionado con el 1% de los ingresos brutos obtenidos durante el último periodo mensual, trimestral o anual declarado en el régimen del impuesto a fiscalizar.

Para este caso es importante mencionar que los limites para la administración tributaria están contenidos en el artículo 368 bis del Código de comercio el cual indica que se debe revelar “el monto al cierre del ejercicio contable” y con esta base es importante hacer uso del pensamiento crítico el cual indica: el libro de inventario se determina dos veces al año, en el cual se apertura y cierran las operaciones. El cierre del ejercicio contable también se revela en el estado de situación financiera por lo tanto para un caso práctico el contribuyente debe presentar en el curso de una auditoria de este tipo, la conciliación bancaria y el libro de bancos que corresponde al mes de diciembre del año que se fiscaliza siempre que el saldo valla encadenado al cierre del libro de inventario y que el mismo se revele en el estado de situación financiera.

Este procedimiento va en función del respeto a los derechos del contribuyente es decir que es licito hacer todo lo que la ley no prohíbe sin embargo existen casos en el que los auditores de SAT se extralimitan en sus funciones y cuando no se les presenta las otras conciliaciones bancarias indican que el contribuyente será sancionado por resistirse a la acción fiscalizadora, sanción que no cabe en este procedimiento y que el contribuyente debe hacer entrar en razón al auditor actuante para no ser sancionado, si el contribuyente acepta la sanción puede pedir se aplique a la última declaración que haya presentado durante el periodo que se fiscaliza, de este tema seguiré exponiéndoles en la siguiente columna de opinión.

Si usted desea más información de este tema puede enviarnos un mensaje al Whatsapp al 4215-2868 y con gusto le compartiremos una presentación como parte de nuestra contribución social

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Miembro de:

Copyright © 2020 Auditores & Consultores AFCA.